A todo, Sí a la cabaña que imaginamos la noche en que nos dimos cuenta de que en esta ciudad hay más escaparates que almas. Sí a las miradas que abren puertas. Sí a la música que acompaña a las persecuciones en las películas. Sí a nuestra fuga. Sí a los besos pares e impares.… Leer más